• 967 224 138
  • Contactos

Chantaje a un pueblo

J. Martinez Amutio
G. Del Toro
Castelhano

Estado : Usado 5/5
Encadernação : Capa dura, com sobrecapa
Disponib. - Em stock

€7
Mais detalhes
  • Ano
  • 1974
  • Edição
  • 2
  • Código
  • LT002486
  • Detalhes físicos
  • Dimensões
  • 14,00 x 21,00 x
  • Nº Páginas
  • 371

Descrição

Memorias de la Guerra Civil Española 1936-39.

El autor nació el 18 de octubre de 1896 en Rincón de Soto (Logroño), aunque se traslada muy joven a Bilbao, donde inicia sus actividades profesionales en la rama de la metalurgia, obteniendo el título de perito industrial y luego el de proyectista. Ya en el año 1914 se afilia a la U.G.T. y a las Juventudes Socialistas de Bilbao, en donde empieza a actuar como militante de dichas organizaciones, lo que da lugar a que sea desterrado por el gobernador civil-militar de San Sebastián en el año 1924. Al producirse la sublevación militar el 18 de julio de 1936, por su condición de dirigente de la Federación Socialista Valenciana, pasa a formar parte de la Comandancia Provincial de Milicias, y, seguidamente, por indicación de Prieto, a la Comisión de Industrias de Guerra, delegado por la zona de Levante. Al formar gobierno Largo Caballero, el 19 de noviembre de 1936, se le designa gobernador civil de la provincia de Albacete, y con jurisdicción especial sobre los Gobiernos Civiles de Ciudad Real, Murcia y la zona sur de Cuenca, que integraban la nueva División orgánica, con sede en Albacete. Cesa en el cargo de gobernador al dimitir Largo Caballero en la presidencia del Gobierno, en mayo de 1937. En diciembre de este año se le designa director de fabricación a la zona de Andalucía y, posteriormente, inspector de fábricas de dicha zona. Ostentando este cargo, llega el final de la guerra, siendo hecho prisionero y juzgado por Consejo de Guerra, que le condenó a la pena de veinte años y un día. Por la aplicación de diversos indultos, fue puesto en libertad en marzo del año 1944. El autor nos relata en este libro todos los hechos vividos por él (en los distintos cargos que tuvo) durante el período de la guerra, y sus impresiones sobre las personas de cierto rango político y militar con las que tuvo que tratar, especialmente con los «asesores» y «consejeros» rusos enviados por Stalin, como con los de las Brigadas Internacionales.

Chantaje a un pueblo

€7

J. Martinez Amutio
G. Del Toro
Castelhano
Estado : Usado 5/5
Encadernação : Capa dura, com sobrecapa
Disponib. - Em stock

Mais detalhes
  • Ano
  • 1974
  • Edição
  • 2
  • Código
  • LT002486
  • Detalhes físicos

  • Dimensões
  • 14,00 x 21,00 x
  • Nº Páginas
  • 371
Descrição

Memorias de la Guerra Civil Española 1936-39.

El autor nació el 18 de octubre de 1896 en Rincón de Soto (Logroño), aunque se traslada muy joven a Bilbao, donde inicia sus actividades profesionales en la rama de la metalurgia, obteniendo el título de perito industrial y luego el de proyectista. Ya en el año 1914 se afilia a la U.G.T. y a las Juventudes Socialistas de Bilbao, en donde empieza a actuar como militante de dichas organizaciones, lo que da lugar a que sea desterrado por el gobernador civil-militar de San Sebastián en el año 1924. Al producirse la sublevación militar el 18 de julio de 1936, por su condición de dirigente de la Federación Socialista Valenciana, pasa a formar parte de la Comandancia Provincial de Milicias, y, seguidamente, por indicación de Prieto, a la Comisión de Industrias de Guerra, delegado por la zona de Levante. Al formar gobierno Largo Caballero, el 19 de noviembre de 1936, se le designa gobernador civil de la provincia de Albacete, y con jurisdicción especial sobre los Gobiernos Civiles de Ciudad Real, Murcia y la zona sur de Cuenca, que integraban la nueva División orgánica, con sede en Albacete. Cesa en el cargo de gobernador al dimitir Largo Caballero en la presidencia del Gobierno, en mayo de 1937. En diciembre de este año se le designa director de fabricación a la zona de Andalucía y, posteriormente, inspector de fábricas de dicha zona. Ostentando este cargo, llega el final de la guerra, siendo hecho prisionero y juzgado por Consejo de Guerra, que le condenó a la pena de veinte años y un día. Por la aplicación de diversos indultos, fue puesto en libertad en marzo del año 1944. El autor nos relata en este libro todos los hechos vividos por él (en los distintos cargos que tuvo) durante el período de la guerra, y sus impresiones sobre las personas de cierto rango político y militar con las que tuvo que tratar, especialmente con los «asesores» y «consejeros» rusos enviados por Stalin, como con los de las Brigadas Internacionales.